JavaScript is disabled in your browser, this may cause some limitations to apply, and some functions may not be available.

TU CARRO


Precio
Cantidad

TOTAL

0,00 € Calcular costes

GASTOS DE ENVÍOS


Gastos de envío variables dependiendo del peso, necesidad de refrigerado y zona de reparto.

¿Cómo emplatar tus recetas?

Emplatar tus recetas para conseguir presentaciones que llamen la atención significa jugar con los colores, las texturas y la composición. La idea es atrapar los sentidos desde un primer momento, no solo el sabor, también captar la atención de la vista y el olfato.

La composición y el montaje del emplatado

Si quieres convertirte en un gran chef, tendrás que tratar tus platos como si fueran lienzos en blanco donde desarrollar toda tu creatividad y saber que, la forma en que coloques los ingredientes influirá en el resultado final. 

En este ejemplo, se puede observar cómo, con la misma vajilla, unas variaciones en la colocación de los distintos elementos causan un efecto muy diferente. En el segundo de los casos, por ejemplo, observamos un plato mucho más artístico.

Con el objetivo de aprender de estos montajes, es bueno fijarse en cómo otros grandes chefs ( Jean Gorges, John Shuttleworth) ya lo están realizando en sus restaurantes. También buscar ideas en la guía Michelín que engloba a restaurantes de gran innovación.

Combinar los colores del plato

Otro de los puntos a tener en cuenta en el emplatado es la combinación de colores, ya no sólo deberemos tener en cuenta el sabor, sino cómo armonizar el color que tenga nuestro plato. 

Sería bueno conocer la teoría del color, distinguir entre colores primarios y complementarios, colores fríos y cálidos y cómo combinarlos entre sí. De esta forma, los colores primarios son el Magenta, Cyan y Amarillo y los complementarios los derivados de sus mezclas resultantes violeta, verde y naranja.

 

 Si queremos emplatar algo teniendo en cuenta el color podemos:

  • Buscar una armonía entre colores: Usando colores próximos en el círculo cromático (ya sean colores fríos o cálidos).
  • Crear un contraste de color: usar un color y disminuir su tono.
  • Conseguir un impacto visual: combinando dos colores cálidos y uno frío. 

La vajilla influye en la presentación

Por último destacar, que no solo importa la forma en la que disponemos los elementos y el color, sino también jugar con los recipientes o las vajillas en las que incluimos los alimentos. De esta forma podemos distinguir las vajillas en función del material. Las tenemos de porcelana, cerámica, barro, vidrio o pizarra. 

Teniendo en cuenta que comida estemos emplatando y el aspecto que queramos darle, usaremos unas u otras. 

 

 

 


Deja un comentario